Hipotecas

¿Qué es la hipoteca puente?

hipoteca puente

La hipoteca puente es un préstamo que permite comprar una vivienda mientras no se puede vender la actual. En este momento, la entidad financiera facilita unas cuotas más bajas hasta vender la vivienda actual hipotecada, es decir, tienes una propiedad y no la quieres o puedes vender pero quieres comprar una vivienda nueva. 

Este préstamo hipotecario tiene sus ventajas e inconvenientes como veremos a continuación, y su funcionamiento es muy simple: tienes un préstamo sobre dos viviendas, la nueva que compras y la que tienes y aún no quieres o puedes vender. En estos casos, el crédito a pagar será el mismo para las dos y el dinero que preste el banco será para pagar la hipoteca de tu nueva vivienda y para cancelar la hipoteca contratada de tu otro inmueble.  

En términos generales, la hipoteca puente cubrirá entre el 80% y 100% de la financiación de tu nueva casa, con una devolución entorno a 30 años, según condiciones de cada entidad bancaria. El pago de las cuotas será más bajo hasta que consigas vender tu casa, normalmente la entidad dará un tiempo entre seis meses y cinco años, aunque todo dependerá de lo que puedas negociar.  

En el momento que tengamos un comprador, ese dinero de la venta de la vivienda, será para liquidar parte de la deuda de tu antigua casa, por lo que pasarás a tener una hipoteca convencional sobre la nueva vivienda pagando unas cuotas normales (capital e intereses). 


¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la hipoteca puente?

 Entre las ventajas que nos concede este tipo de préstamos podemos destacar: disponer de un mayor tiempo para poder vender el inmueble actual y financiar la compra de uno nuevo, además de pagar unas cuotas más bajas hasta que consigas vender la casa antigua, aplicando el banco una carencia de capital a esas cuotas reducidas. 

Si nos fijamos en los inconvenientes, tenemos que valorar el mayor riesgo con el que contamos si no vendemos nuestra actual propiedad en tiempo estipulado con el banco. En ese caso, perderíamos la carencia y pagaríamos cuotas más altas, además de poder perder las dos viviendas si no puedes hacer frente a las mensualidades.   

Por otro lado, la vivienda actual puede perder valor dependiendo de la situación económica, pudiendo devaluarse y venderla por menor valor. Si esto ocurre, pasarás a tener una hipoteca con unas cuotas más caras. 

¿Es seguro contratar este tipo de préstamo hipotecario? 

Por ello, si te has planteado pedir una hipoteca puente, es necesario que contemples varios escenarios, las ventajas y los riesgos con los que contarías y si el banco no te concede el préstamo. 
– Contrata este tipo de préstamo si la vivienda a vender tiene posibilidades. Ubicación, estado de la misma… son factores a tener en cuenta. 
– Valora si el precio de la vivienda está bajo. De este modo, si vendes el inmueble en unos años, es posible que consigas mayor beneficio que en el momento actual. 
– Si puedes hacer frente a las cuotas hipotecarias en caso de no vender la vivienda actual. Ten en cuenta el importe sin carencia, que no debe superar el 35% de los ingresos netos.  

Las más populares

C/ de los Morales, 10 Local 27 - 28054 Madrid

Tlf 915615021 • Gratuito 900535886

info@globalpiso.es


© Grupo GP Soluciones Inmobiliarias

Síguenos en…

     

Desarrollado por Desarrollos Nonstop

Ir Arriba