Actualidad

Situación de las hipotecas a tipo fijo en julio de 2020

hipotecas a tipo fijo

El Euríbor ha subido unas once milésimas en los comienzos de la semana del 20 de julio de 2020. Sabida es la situación de caída en picado de este índice a lo largo de la cuarentena del coronavirus, situación que se ha prolongado en el pasado mes de junio.

Ha ascendido hasta el -0’279%, con lo que rompe la tendencia bajista que llevaba largamente perpetuándose con el parón económico que ha supuesto el reciente y prolongado confinamiento, así como el temor de mercados e inversores ante la velocidad y carácter masivo del contagio ante una Europa, y un mundo, desprevenidos para ello.  

Pero ahora la situación tiene visos, aún muy tímidos, de ir cambiando lentamente para mejor. De momento, la media de julio es del -0’264%, 19 milésimas por encima del valor de hace un año. La intervención del Banco Central Europeo ha sido providencial en este sentido.

Las subastas de liquidez de la entidad financiera pública de la Unión Europea, y el hecho de que llevan inyectando dinero a los bancos de Europa por valor de cientos de millones de euros, ha contribuido decisivamente a que el Euríbor tienda cada vez más a estabilizarse y a subir.

Teniendo en cuenta que se trata de una cifra que expresa la media estadística de la confianza de los bancos para prestarse dinero entre sí, puede decirse que sin duda alguna estamos ante una buena noticia.  

Entre marzo y mayo se dio la peor caída del euríbor. Pero posteriormente, sobre todo a partir del mes de julio, se ha dado una tendencia alcista que muestra la mayor confianza de los inversores y entidades financieras en los tiempos que corren.  

Las hipotecas a tipo fijo en el mes de julio  

Sea como fuere, las fluctuaciones del euríbor son todavía muy acusadas, y en una sola semana, sube y baja llegando a contrastes abismales. Aunque el panorama financiero es en verdad mucho más alentador que hace meses, suele hablarse en el momento presente de las ventajas que puede conllevar una hipoteca a plazo fijo, en que el indexado financiero no supone un factor determinante que provoque la fluctuación en las cuotas de hipoteca a pagar, y por lo tanto, no provoque la variación del precio.
Los beneficios serían los siguientes:

– Conociendo de antemano cuál ha de ser la cuota mensual a pagar, será mucho más sencillo organizar nuestras finanzas.  
– El tipo de interés no sube. De este modo, nos ahorraremos que la inestabilidad del euríbor nos afecte.  

Sin embargo, también deben reseñarse algunos inconvenientes:  

– Las cuotas de una hipoteca a tipo fijo son algo más altas que las de una a tipo variable, lo que dificulta ahorrar a corto y medio plazo.  

– El plazo al que han de pagarse las cuotas es más prolongado en las hipotecas a tipo fijo que en las de tipo variable. El segundo es un tipo de hipoteca que puede amortizarse en un plazo inferior, lo que siempre es de agradecer.  

Medios como Idealista, Rankia y otros más, coinciden en señalar como algunas de las más ventajosas actualmente las siguientes hipotecas de tipo fijo:  
Openbank, con 536 €/mes con condiciones, y 628 €/mes sin condiciones. Se trata de una hipoteca fija a treinta años en total.  
Evo, con 521 euros mensuales en todo caso, y una duración total del pago de 30 años (360 cuotas en total). 
Bankia, con 543 euros al mes con condiciones, y 620 sin ellas. Como las anteriores, posee una duración total de 30 años en 360 cuotas.  
Liberbank, con 536 €/mes sin condiciones, y 628 €/mes sin condiciones. Igualmente, se trata de una hipoteca con un plazo de pago de 360 cuotas en 30 años.  

Las más populares

C/ Manuela Malasaña, 4 28004 Madrid

Tlf 915615021 • Gratuito 900535886

info@globalpiso.es


© Grupo GP Soluciones Inmobiliarias

Síguenos en…

     

Desarrollado por Desarrollos Nonstop

Ir Arriba