Tendencias

¿Conoces cómo funciona una casa pasiva?

casa pasiva

Seguro que muchos de vosotros habéis oido hablar de casas pasivas pero, para otros, quizá sea la primera vez. Pues bien, una casa pasiva es otra de las renovaciones que se están sucediendo en la forma de construir, diseñar y vivir los inmuebles, y darán que hablar en el futuro próximo, si es que no son ya motivo de gran curiosidad por parte de muchos.

Se trata de casas edificadas y diseñadas siguiendo los patrones de un modelo alemán llamado Passivhaus, que consiste en tener presentes las condiciones climatológicas, orográficas y topográficas del lugar donde se emplaza la vivienda, para así optimizar al máximo la luz solar.

Contando con aislamientos térmicos de alta calidad y con carpintería que busca la eficiencia energética, el modelo Passivhaus pretende aprovechar al máximo las energías naturales.  

Pero para que entendamos cómo se cumple este aprovechamiento de las energías naturales y este colosal ahorro de energía que supone la nueva arquitectura verde de las casas pasivas, habrá que ver como funciona este tipo de casas.

Cómo funcionan estas casas pasivas del futuro  

Una casa pasiva es una edificación que entre sus elementos constructivos incluye los siguientes:  

Aislamiento térmico: se cuida hasta el último detalle, para evitar que el calor entre en verano o se escape cuando tanto lo codiciamos en el crudo invierno. A ello contribuyen también los cerramientos herméticos y la supresión meticulosa de los puentes térmicos. Estos puntos son hallados previamente gracias a termografías o detecciones por calor.

Ventilación mecánica: funciona mediante un ventilador extractor (que absorbe el aire), otro impulsor (que expulsa el aire al exterior) y un intercambiador de calor, por el que el aire frío se cruza con el caliente sin mezclarse. Así por ejemplo, en verano el aire más frío del interior se emplea para enfriar el aire caliente que proviene del exterior de la casa.

Sol en invierno y sombra en verano: Las casas pasivas, y sobre todo sus tejados, están expresamente diseñados para obtener calor solar en la época fría del año y frescor en verano evitando la llegada de rayos solares a las ventanas.  

Bajo consumo energético: Según los estándares del actual Código Técnico de Edificación, las casas pasivas construidas en España exigen un consumo energético para calefacción y refrigeración de menor o igual a 15 kilowatios por metro cuadrado al año. La propia hermeticidad del edificio y la mencionada VMC son ambas garantías para este bajo consumo.  

Las casas pasivas son ya el futuro inmediato. Una forma nueva y más eficiente de habitar una vivienda, que además se está viendo impulsada desde hace años por las normativas europeas.  ¿Será fácil hacerse con una de ellas?

Las más populares

C/ Manuela Malasaña, 4 28004 Madrid

Tlf 915615021 • Gratuito 900535886

info@globalpiso.es


© Grupo GP Soluciones Inmobiliarias

Síguenos en…

     

Desarrollado por Desarrollos Nonstop

Ir Arriba